Detalle de la noticia:

Entrevista de Francisco Monedero a Verónica Vicente

     Francisco Monedero      30/09/2013

Entrevista de Francisco Monedero Raya, historiador del arte, a Verónica Vicente
 
Verónica Vicente es una artista natural de Tomiño (Pontevedra) a sus 25 de edad atesora una sólida formación: Grado en Bellas Artes por la Universidad de Vigo (2010) cursando un año (2008-2009) en Angers, Francia, con una beca Erasmus. Máster Internacional de Fotografía Artística en la escuela madrileña EFTI (2011) y Máster en Arte, Museología y Crítica Contemporáneas de la Universidad de Santiago de Compostela (2012), realizando las correspondientes prácticas en el Musée d"Art Contemporain de Lyon, Francia.
Tenemos el placer de estar con ella para hablar de uno de sus trabajos: “Una estrategia de la apariencia”, espero que la disfruten. 
 
¿Desde cuando te dedicas al mundo de la creación artística?
 
Diría que desde siempre. Toda mi formación ha estado relacionada con la creación artística lo que me ha permitido crecer creando.  Siempre he tenido bastante claro que era en el mundo de la creación en donde quería estar. Aunque quizás sea ahora, después de acabar los estudios, cuando puedo decir más firmemente que me dedico a este medio y, por el momento, a tiempo completo. 
 
¿Cuáles son tus artistas de referencia?
 
Me apasiona el mundo de la imagen: la fotografía, el cine... de ahí tomo la mayor parte de las referencias. Aunque la lista es  interminable porque también me fijo en artistas de otras disciplinas como la pintura, el dibujo... o incluso en obras concretas de determinados creadores. La verdad es que son muchos y muy variados. Me gusta la diversidad y la originalidad pero, sobre todo, me gustan aquellos artistas que con sus obras y su discurso cuestionan “lo establecido”, ya sean artistas plásticos, escritores, músicos... 
¿Cómo valorarías el panorama del arte contemporáneo en España?, ¿Crees que tiene buena acogida ante el público?
Sin duda el arte contemporáneo está empezando a tener muy buena aceptación, de ahí que cada vez surjan nuevos espacios o centros especializados en el sector y es señal de que existe esa demanda. Pero también es cierto que vamos con retraso con respecto a otros países. En España el arte contemporáneo sigue siendo “arte para pocos” y eso es algo que se debe cambiar. Es fundamental aprender desde la infancia que el arte es necesario para desarrollar ideas y crear opinión. Y es fundamental para ser críticos con lo que nos rodea y poder cuestionar lo que se tiene por normal o establecido. Por eso pienso que se debería invertir mucho más en cultura porque nos queda todavía mucho camino por recorrer. 
 
El trabajo que nos muestras se titula “Una estrategia de la apariencia”. ¿Puedes explicarnos brevemente en que consiste?
 
 “Una estrategia de la apariencia” es una metáfora sobre la pérdida de identidad en la sociedad contemporánea que, envuelta en la vorágine del tiempo y en la rutina, hace del individuo un caminante ausente de sí mismo, vacío y perdido entre el gris hormigón que envuelve la ciudad. 
A través de una acción simbólica de introducirme completamente dentro de un jersey –o una falda- del mismo color que el entorno (generalmente gris) me he situado en el medio y medio de la calle y a la vista de los viandantes. Sin embargo, mi ausencia se ha hecho presente ante los demás, y también ante mí misma; resultando ser invisible ante la contundencia y la inmensidad de la construcción de hormigón. 
 
¿Nos puedes contar que sentías mientras realizabas tu acción?
 
Sentía ausencia de mí misma, vacío; incluso estando en el medio y medio de la calle, estaba siendo completamente ignorada. Dentro del jersey se puede entrever el exterior y todo el mundo pasaba de largo, como si nada extraño estuviese pasando. Cuando caminamos por la calle lo hacemos completamente absorvidos por nuestros pensamientos, nuestras mil preocupaciones diarias, y caminamos mentalmente estando en otro lugar. Parece que el espacio público se ha convertido en un lugar exclusivo para el tránsito, ya no es un lugar para pararse y estar tranquilamente.
Esta acción también la he realizado en varias ocasiones con motivo de inauguraciones de exposiciones. Y anque se trata de un contexto diferente, al que generalmente el espectador que acude suele ser más especializado y, por lo tanto, más sensible y curioso con lo que se puede encontrar, también pasaba bastante desapercibida. 
 
Ausencia de sociedad, no-lugares, humanos autómatas, ¿creas tu arte como un mecanismo para cambiar las cosas o es una acción-denuncia?
Creo porque necesito reflexionar sobre lo que me rodea o me afecta directa o indirectamente. Pienso que intentar cambiar algo es realmente muy complicado... lo que sí pretendo es ver la realidad desde otra perspectiva y mostrarla desde mi punto de vista.  
En este caso sí se puede entender como una acción-denuncia, un punto de vista que pretende ser crítico con nuestra forma “inconsciente” o no de actuar. 
 
¿Te consideras una artista urbana?
 
La verdad es que no especialmente... aunque muchas veces tomo como base la ciudad y la sociedad no lo hago de forma exclusiva. Por eso quizás no me identifique tanto con ese término. 
 
La última y terminamos, ¿qué es para ti la crítica de arte? 
 
La crítica es imprescindible para avanzar, para comprender la situación en la que nos encontramos. Con la crítica se analiza y de alguna manera se juzga una obra, la trayectoria de un artista o un determinado evento artístico. Con la crítica se crea debate y se reflexiona sobre la definición y el significado que se le debe otorgar a cada cosa. 
 
Muchas gracias Verónica ha sido un placer
 
Gracias a tí, Francisco.