LITO PORTELA

paisaxe líquida

22 junio_20 julio_2018

 

Lito Portela (Cangas, Pontevedra, 1958), un creador de largo recorrido que forma parte de la nómina de artistas de la galería desde sus inicios, conocido sobretodo por sus esculturas orgánicas, en esta ocasión presenta una selección de pinturas que se nutren de la naturaleza como fuente de inspiración, como ha ocurrido siempre a lo largo de su trayectoria.

 

Paisaxe líquida (paisaje líquido), título que define este último proyecto artístico de Lito Portela y que se articula en base a tres elementos: el medio utilizado para crear sus obras, el retorno de su interacción con el paisaje y la identidad del territorio como espacio que configura el carácter de su vida. Líquido porque tiene que ver con la técnica utilizada, la acuarela, ejecutada con un virtuosismo extraordinario que cabalga entre lo real y lo figurado. Líquido por el carácter efímero de las sensaciones que se diluyen en el recuerdo, por la dificultad de retener para siempre las emociones que nos produce lo bello. Líquido por la influencia atlántica que dota a sus paisajes de una húmeda y singular identidad. En esta exposición se pueden ver grandes y pequeños formatos, obras que no han sido pintadas del natural con una intención descriptiva, sino que nacen de lo inmaterial que el artista atrapa del paisaje cuando lo mira. Como dice Manuel M. Romón, en una reseña a propósito de este último trabajo de Lito, “pinta lo que no se ve a través de lo que se ve”, lo hace suyo y nos hace participar, desde una óptica contemporánea, de una mirada idealizada, poética y romántica hacia nuestro entorno natural, mediante imágenes creadas para buscar respuestas y para sumergirnos en esos mundos de ficción, y tan reales a la vez, “vistos” por el “artista”.

 

Lito Portela comienza  muy joven su carrera artística, centrando su atención en el medio natural más próximo, reflexionando y desarrollando un exhaustivo y exigente trabajo de taller, investigando y experimentado nuevas técnicas y formas de expresión. A lo largo de su trayectoria ha mostrado una especial predilección por las formas orgánicas, alternando etapas figurativas y abstractas que parten de lo más próximo para expresar los valores más universales. Con una larga carrera expositiva, su trabajo ha sido premiado en numerosas ocasiones y sus obras forman parte de importantes colecciones de arte públicas y privadas. 

 

DESCARGAR CATÁLOGO

 

 

 

Máis alá da paisaxe

Pode que iso sexa o que fan tódolos pintores: pinta-lo que non se ve a través do que se ve; en calquera caso, iso é o que fai –con seguridade- Lito. E non porque haxa “algo” alén do horizonte da pintura; senón que, precisamente porque non hai “nada” fóra da pintura; porque “todo” está aí, á vista, é polo que “o pintor que se mancha pintando” nos invita nas súas vistas a ve-lo que temos diante, a enfoca-la nosa atención na superficie, coa intención –estou convencido- de que sexa ela mesma a que nos leve a desvela-la presenza da imaxe; a espila; a descubri-lo que agocha nas súas entrañas. Porque “máis alá´” quere dicir –na pintura de Lito- “detrás”; “dentro”; o que se mostra dentro da pintura mesmo. Ver sen deixar de ver; ver a pesar de ver: velaí unha maneira de “abri-los ollos”; de mergullarse no fondo das acuarelas; de –ironicamente- atravesa-lo espello. As paisaxes dese “novo mundo” creado por Lito, aínda que líquidas, revélannos aparencias grávidas; mares densos; montañas enraizadas, tutelares. Nese “mundo”, as figuras humanas, os animais e os espectros xorden das marxes e adéntranse na néboa. A primeira vista non se ven, calquera diría que marcharon; pero aí seguen, ausentes, alentando. Si, mirándoas ben, as acuarelas de Lito respiran, latexan: “viven” máis alá da paisaxe.

 

Manuel M. Romón